sábado, 28 de marzo de 2015

Santa Teresa de Jesús y Guadalupe

Santa Teresa de Jesús
Al cumplirse hoy, 28 de marzo, el 500 aniversario del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada, conocida como Santa Teresa de Jesús o Teresa de Ávila, queríamos recordar, el paso de esta religiosa por la Puebla de Guadalupe.

Para ello, voy a servirme, de nuevo, del libro "Cien Personajes en Guadalupe" de Arturo Álvarez Álvarez, que podréis consultar en la biblioteca.


Año 1548. ^ Siendo (yo) de edad de cinco o seis años, estando en la Puebla de Moltalbán, donde me criaba, en casa de un tío mío, acertó a pasar nuestra santa Madre por allí, que venía de una romería de Nuestra Señora de Guadalupe y posó en casa que era su primo^.
Estas palabras las dejó escritas María Ocampo, que en 1562 profesaría la regla carmelitansa en San José de Ávila y fue biógrafa de la reformadora del Carmelo.
Según el autorizado biógrafo de la santa abulense Efrén de la Madre de Dios, Teresa -tal vez acompañada por su hermana Juana- partió de Ávila e hizo el camino, hasta Guadalupe, por Navalmoral, Burgohondo, Mombeltrán, Talavera, Espinoso del Rey y Alía.
Religiosa anónima entonces, Teresa debió permanecer en Guadalupe los tres días que el generoso monasterio daba de comer gratis a todos los romeros pobres. Sabemos que el motivo de su peregrinación fue rezar a la milagrosa Señora por sus siete hermanos enrolados en la aventura de las Indias y encomendarle la reforma del Carmelo. El regreso fue por Alía, Espinoso del Rey y Puebla de Moltalbán, donde Teresa visitó a su primo Diego de Cepeda y conoció a la citada testigo María Ocampo, a la que animó a irse con ella al Carmelo. Luego, por Torrijos, Escalona, Guisado y el Barraco regresó a Ávila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada